La Comunidad Valenciana apuesta por lo BIO