FRUTAS DEL BOSQUE: NUTRIENTES DEPURATIVOS