Un regenerador único y especial: Baobab