Políticos, sacerdotes y Osho